A menudo no cambiamos nuestra vida por miedo, por ese miedo a los cambios seguimos en la misma dinámica, actuando del mismo modo, haciendo las mismas cosas, a pesar de que no somos felices o no estamos satisfechos. Dejamos de cumplir nuestras metas por miedo al fracaso, por perder lo que tenemos aunque no nos convenza o no nos convenga. Rechazamos nuestros sueños por creer que nunca serán posibles, sin ni si quiera darnos la oportunidad de alcanzarlos o al menos intentar acercarnos a ellos y de algún modo mejorar nuestra posición. El miedo a los cambios y el miedo en general nos paraliza, nos estanca y no nos damos cuenta que a menudo lo que realmente deberíamos temer es seguir tal y como estamos, en la misma posición, sin permitirnos avanzar.

Nuestra zona de confort es aquella que reconocemos, que nos es familiar, a la cual nos hemos acostumbrado y por lo tanto nos sentimos seguros. Sin embargo, a veces no es la mejor, ni si quiera la más segura…

Os recomiendo este vídeo…

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
ataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escort
ataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escortataşehir escort
pornopornopornopornopornopornopornoporno
porno bonjourvideos xpornhupsexo gratisvideos pornossexo duroporno gratisvideos pornoguarrasporno casero
A %d blogueros les gusta esto: