Tratamiento del trauma

Áreas de intervención

Estamos acostumbrado a hablar de trauma para referirnos a eventos vividos de grande magnitud, por ejemplo accidentes de tráfico, catástrofes naturales u otras desgracias. Pero en realidad el término trauma psíquico se refiere a cualquier evento que amenace la integridad física y/o emocional de un individuo (el bienestar físico o emocional) y la consecuencia que éste cree en su vida emocional. Así pues, podemos entender como trauma desde eventos trágicos como accidentes, violaciones, abusos sexuales…hasta el padecimiento de una enfermedad, la pérdida de un ser querido, la pérdida de un trabajo o cualquier situación que nos desestabilice emocionalmente.

Dependiendo del tipo evento, nuestros recursos emocionales, experiencias y aprendizajes, (en especial los vividos en edades tempranas) y sobretodo la interpretación que hagamos de este evento, responderemos de una manera u otra a los eventos traumáticos, pudiendo desencadenar sintomatología y malestar físico y emocional, llegando a veces a desarrollar TEPT (Trastorno por estrés Post Traumático).

EMDR y Brainspotting  son métodos muy eficaces para el tratamiento del trauma, con resultados muy positivos y a corto plazo a diferencia de otras terapias.

Áreas de intervención:

  • Abusos sexuales
  • Maltrato físico y/o psicológico
  • Negligenca emocional
  • Problemas de apego o vinculación afectiva
  • Violación
  • Víctimas de atentados
  • Accidentes de tráfico
  • Enfermedades y dolencias
  • Acoso escolar (bullying)
  • Acoso laboral (mobbing)
  • Pérdidas afectivas
  • Otras